Estudio de profesores del Magíster fue destacado por el programa Construye 2025 de Corfo

El trabajo analiza el funcionamiento del manejo de residuos de construcción y demolición y el rol de distintos aparatos del Estado en el mismo proceso. Además, plantean 15 propuestas para aumentar su eficiencia y sustentabilidad, poniendo el foco en las municipalidades como actores principales.

Los autores son cuatro profesores UC: Felipe Ossio y Juan Molina de la Escuela de Construcción Civil, junto a Homero Larraín de la Escuela de Ingeniería y Cristián Schmidt de la Escuela de Arquitectura. Este grupo interdisciplinario de expertos unió fuerzas y mentes para llevar a cabo el estudio titulado “Políticas municipales estandarizadas para el manejo sustentable de residuos de construcción y demolición” que, fue publicado en el libro Propuestas para Chile, en el marco del décimo cuarto Concurso de Políticas Públicas 2019 de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Precisamente su investigación se centra en el camino que recorren los Residuos de Construcción y Demolición (RCD) y quiénes son los llamados a hacerse cargo de la creciente cantidad de residuos  que esta macro industria genera constantemente. Esta radiografía realizada por los profesores dio como resultado las falencias en cuanto a la gestión de los RCD, estando sujetos a más de 20 normativas diferentes, asociadas a múltiples particiones a nivel estatal, dificultando enormemente la fiscalización de ambiental y sanitaria de todo el proceso.  En efecto, la investigación demostró que el 60% de las empresas de construcción del país declaran no conocer las normas o leyes asociadas a los RCD.

El estudio propone la caracterización de dos tipos de comunas, usando como criterio el rol que juegan en la cadena de residuos: comunas generadoras y receptoras de RCD. Siendo las generadoras aquellas responsables  de una gran proporción de residuos respecto a su región y la carencia de sitios de disposición legal de residuos, versus las receptoras que luchan contra los vertederos ilegales y micro basurales, junto a los sitios lícitos.

A partir de esta clasificación de comunas,  desarrollaron quince propuestas que empoderan a las municipalidades en la gestión de los RCD, volviéndose verdaderos agentes medioambientales y fortaleciendo los gobiernos locales. Pensando en que las comunas generadoras centren sus fuerzas en reducir los residuos y fomentar su reutilización, mientras que las receptoras velen porque los residuos lleguen a un correcto destino. “Estas 15 propuestas tienen por objetivo avanzar en la minimización de la generación de RCD y la disminución de sus impactos socioambientales, basados en los principios de la justicia ambiental (Hervé, 2010) y siguiendo la jerarquía de manejo de los residuos”, aporta el profesor Felipe Ossio.

Por su parte, el profesor y coordinador de nuestro Magíster, Juan Molina, destacó el relevante impacto de este estudio, indicando que, “hoy tenemos una oportunidad única de repensar tanto la reactivación económica como el desarrollo que queremos alcanzar en el futuro. Y el camino para ello es reconocer, medir y minimizar los impactos sociales y ambientales, con una lógica de eficiencia en el uso y consumo de recursos, reconociendo las expectativas y el valor de cada una de las partes involucradas en los proyectos. Allí radica la importancia de este estudio, buscando fortalecer a las municipalidades en cumplir su rol como agentes del progreso económico, social y cultural de sus comunidades y territorios”.

 

Es por esto que el programa Construye 2025 de Corfo buscó visibilizar los datos obtenidos que se condicen directamente con sus objetivos: transformar el sector Construcción desde la sustentabilidad y la productividad.

Puedes ver el estudio completo aquí.