Ver más noticias | Profesor gana importante fondo para una investigación en evaluación de desempeño sísmico

Noticias

Profesor gana importante fondo para una investigación en evaluación de desempeño sísmico

Se trata de Gerardo Araya, académico y Director de Investigación de nuestra Escuela que logró adjudicarse un Fondecyt de iniciación en la competitiva categoría de Ingeniería 1.

Ya desde el pregrado, la investigación fue una de las grandes pasiones del profesor Gerardo Araya, llevándolo incluso a ser el Director de Investigación y Desarrollo de nuestra Escuela desde enero de este año. En su oficina y aún visiblemente emocionado nos cuenta sobre el tema a investigar. Se trata de un proyecto en el área de la evaluación del desempeño sísmico de las construcciones chilenas de edificios de oficinas. Tanto en temas de prevención de colapsos como en los costos por pérdidas económicas a causa de los sismos. Esto sumado al impacto ambiental que se genera al reparar y producir nuevos materiales para reemplazar los reparados dentro de una construcción. GA7

Te ganaste un Fondecyt de iniciación que es un fondo administrado por Conicyt para académicos jóvenes, en su etapa relativamente inicial del doctorado. Lo cual es muy importante...

 Fondecyt, hoy en día es súper competitivo. Más aún en la categoría en la que participé yo que es Ingeniería 1. De hecho, yo no tenía certeza de que me lo iba a ganar. Si bien es cierto, yo iba con el mayor número de publicaciones que se permite: diez publicaciones WOS en los últimos cinco años, que es lo máximo que uno pude poner y aun así, no tenía la certeza por el alto nivel de competitividad. Está muy difícil ganar este tipo de fondos.

¿Quiénes componen tu equipo en este proyecto?

Yo soy el director del proyecto, porque los fondos se entregan a un director, pero es todo un equipo. Yo vengo trabajando en distintas áreas con colegas de estructuras de la USACH, de la Universidad Adolfo Ibáñez, de la Universidad del Desarrollo, de Estados Unidos. De hecho está comprometida la visita de una colega estadunidense que trabaja en temas de construcciones sismoresistentes. Al final uno está ya tan especializado en este medio que es tan competitivo que uno ya no hace investigación solo, es un equipo y en mi caso, tengo la suerte de pertenecer a un equipo bastante bueno en distintas áreas, porque trabajo en distintos temas. Es un buen equipo en lo técnico y en lo personal, con los que he tenido la suerte de poder colaborar.

¿Y alumnos ayudantes?

Para esta investigación puntualmente hay un alumno de doctorado que estoy co –guiando y que va a colaborar harto en el proyecto. A este nivel, son alumnos de doctorado. Lo cual no quiere decir que para otros tipos de proyectos, otro tipo de temas como las que hemos realizado en revistas científicas del cuartil máximo con colaboración de alumnos de la Escuela de pregrado. Entonces, en este caso particular, el proyecto requiere un nivel de conocimiento en programación, en modelar estructuras de una forma más avanzada, se escapa de las competencias del pregrado, pero en otras investigaciones que han llegado a puerto, se han desarrollado con la colaboración activa de alumnos ECCUC de tercero o cuarto año. Es completamente posible.IMG 0092

¿Crees que esto marca un precedente para futuras investigaciones en ECCUC, llegado a este nivel?

Ayuda a entender que, dadas las altas exigencias de hoy en día estos fondos, la forma inicial de ser competitivo es publicar. Poder trasladar lo que uno hizo en el doctorado más lo que se puede hacer con los alumnos de magíster acá, a publicaciones para poder hacerse competitivo. Se pueden tener muy buenas ideas, pero estas hay que complementarlas con publicaciones para poder tener acceso a estos fondos que, aunque suene majadero, están cada vez más competitivos.

Es decir, más que cimentar el camino, nos dejan la vara lata…

Sí, para los académicos, Fondecyt debiera ser uno de los fondos más atractivos, más allá de los montos, que de hecho los hay mayores en líneas desarrolladas por Corfo. Pero dado su prestigio, para un académico del área de la ciencia y tecnología, que es donde nos situamos como Escuela, es a lo que se debiera aspirar.

Además de ser el profesor que se adjudicó este Fondecyt, eres el Director de Investigación de la Escuela. Estar compitiendo en ámbitos de investigación a tan alto nivel, ¿ayuda a encantar a las nuevas generaciones, tanto de pre como de postgrado, en el área de las investigaciones?

Sí, claro. Que la Escuela tenga ya una tradición en la obtención de fondos sustenta lo que estamos haciendo. Es transversal. La investigación no solamente tiene un impacto en la publicación de artículos y en las patentes. La caricatura dice que la investigación más allá de eso no genera. Pero esa caricatura es errónea. La idea es que uno enseñe lo que investiga, obviamente en una profundidad menor, pero, hacer investigación en temas de sistemas constructivos sismoresistentes, materiales de construcción con temas de sustentabilidad, a mí me ayudan a generar una mejor docencia. Tampoco hay que dejar de lado eso. Si bien yo soy el Director de Investigación, yo siempre he dicho que un buen investigador es un buen docente. Uno tiene que tener estas dos dimensiones.IMG 1415

Sí ayuda a mostrar desde el alumno de pregrado hasta todos los académicos, pasando por los alumnos de último año o de magíster que la investigación se está consolidando en la Escuela y nos tiene con la idea que ella no es un fin en sí mismo que busca la publicación de artículos y obtención de patentes, que sigue siendo importante, es decir, la investigación que se queda encerrada en un laboratorio o no publicada es letra muerta. Sin ser publicada nos quedamos sin saber su calidad o el impacto que podría llegar a tener. Pero también tiene impacto en docencia y eso es importante. Hay que remarcar que la Universidad no es un centro de investigación, es decir, uno enseña lo que investiga.