Nuestra Escuela | Historia

Historia

Escuela de Construcción Civil UCLos fenómenos sísmicos, tan frecuentes en nuestro país, demostraron que los grandes daños causados en todo tipo de obras de construcción se debían, en un alto porcentaje, a defectos en su ejecución. Se podría decir que el terremoto de Chillán, en 1939, marca el INICIO de nuevos estudios para las modificaciones a la Ordenanza General de Construcciones.

En el año 1944, la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, vistas las necesidades del país en lo referente a las construcciones, resolvió la creación de una nueva Escuela Universitaria que formaría un profesional especialista en la dirección de obras de construcción, dando nacimiento a la carrera de Construcción Civil.

En 1950, la UC, sensible a las exigencias de la comunidad y siempre preocupada de servir al país dentro de su rol como institución de la Iglesia, crea la Escuela de Construcción Civil, perteneciente a la Facultad de Tecnología, afianzando el carácter universitario de esta profesión. Su fundador fue Enrique Hewstone.

En 1955, se promulgó la Ley 11.994 que regula el ejercicio de la profesión de Constructor Civil, cuyo reglamento en lo medular establece sus roles, que son:

  • Construir , dirigir, fiscalizar, y actuar de empresario en las construcciones de edificios, obras industriales, marítimas, hidráulicas, puentes, caminos, pavimentación, ferrocarriles y aeropuertos, conforme a los proyectos y cálculos previamente ejecutados
  • Proyectar, ejecutar, dirigir y fiscalizar las instalaciones anexas o complementarias de las obras de construcción
  • Realizar estudios de presupuestos y trabajos topográficos
  • Dirigir industrias que se dediquen a la explotación y fabricación de materiales de construcción y a investigar y efectuar estudios sobre ellos que conduzcan a su mejoramiento y normalización
  • Desempeñar funciones docentes en materias propias de su especialidad
  • Finalmente, servir de árbitro, perito, tasador, interventor, asesor y consultor en materias propias de su profesión.

En 1970 la Escuela de de Construcción Civil pasa a formar parte del Sector de Ciencias de la Ingeniería para, en el año 1982, quedar inserta en la actual Facultad de Ingeniería, con la autonomía académica, administrativa y económica necesarias para desarrollar sus actividades.

Como aspectos más importantes durante los últimos diez años cabe destacar la creación del Grado Académico de Licenciado en Construcción como requisito previo al título profesional en 1992, y la reforma curricular de 2002, que incorpora el otorgamiento de un Bachillerato en el contexto del nuevo plan de Formación General aprobado para todos los programas de pregrado de la Universidad. Además, en el año 2006 comenzó a dictarse el Magíster en Construcción, programa inédito en Latinoamérica, el cual se encuentra acreditado.